El casco es un elemento obligatorio y muy necesario que debemos llevar a la hora de montar o conducir cualquier tipo de moto. Los cascos de moto nos permiten prevenir, evitar y minimizar lesiones en caso de accidente. Cuidan y protegen la cabeza, una de las partes más frágiles e importantes de nuestro cuerpo.

Tipos de casco para moto

Hay varios tipos de casco que podemos usar al conducir una moto. Los principales y más usados son el casco integral, el casco modular y el casco jet. Todos ellos poseen distintas características, por lo que es importante conocerlos en profundidad.

  • Casco integral. Es de los más seguros que podemos llevar a la hora de ir en moto y el más usado. Es de una sola pieza, por lo que no se puede desmontar, y es completamente cerrado.
  • Casco modular. Es muy similar al casco integral, pero se diferencia por su capacidad de abrir la visera.
  • Casco jet. Es muy cómodo en verano y se usa con mayor frecuencia en la ciudad. Ofrece un nivel de protección más bajo que los anteriores por ser abierto y no cubrir en su totalidad la cabeza.
  • Casco Off-Road. Está pensado para la conducción de motos de motocross. Poseen un enorme hueco en la visera, sin cristal, por lo que se usan con gafas de protección. Ofrecen un mayor radio de visión.
  • Casco trial. Es muy similar a los cascos integrales y a los Off-Road convencionales. Se diferencian en ser mucho más ligeros que los primeros y dejan gran parte de la cara al descubierto, al igual que los segundos, sujetándose por el mentón.

Composición de los cascos para moto

Además, los cascos pueden estar hechos de diferentes materiales y esto hará que sean más o menos seguros por su resistencia.

  • Fibra de carbono. Es muy fuerte y ofrece gran resistencia debido a su flexibilidad y capacidad de expansión al recibir un golpe.
  • Fibra de vidrio. Este tipo de material absorbe grandes impactos gracias a una deformación gradual que causa grietas, pero que no llega a romperse.
  • Tricomposite. No es muy aconsejable, ya que se rompen con facilidad, lo que supone que su uso no sea seguro.

Homologación de los cascos para moto

La seguridad a la hora de conducir una moto es primordial, por eso existe un sistema de homologación que nos indica el nivel de seguridad que tiene un casco para moto. Podemos identificarlo a través de una serie de letras que muestran el grado de protección que ofrecen.

  • P. Representa el nivel más alto de protección, y suele llevarla los integrales y algunos tipos de cascos modulares.
  • N/P. Se usa para cascos que no incluyen protección maxilar, es decir, aquellos que no protegen la mentonera, como puede ser el caso de algunos modulares.
  • J. Son los equivalentes a los cascos jet, es decir, aquellos que son abiertos y que, por tanto, ofrecen un menor rango de protección.

Ahora que ya conoces todos los detalles sobre los diferentes tipos de casco de moto que puedes encontrar, es hora de que consigas el que más se adapte a ti y te protejas adecuadamente. Es importante prevenir cualquier impacto grave en la cabeza en caso de accidente.