Los motores eléctricos van ganando cada vez más terreno y afectando a más segmentos de la automoción. Entre estos estarían las motos, de las que cada vez hay más que funcionan con electricidad. Te mostraremos cómo es la experiencia de conducir motos eléctricas, de las ventajas de hacerlo, de los tipos que hay y de dónde puedes probar a conducir una. 

¿Cómo es conducir una moto eléctrica?

La conducción de una moto eléctrica es muy diferente a la de una convencional en muchos sentidos. Por ejemplo, el poco ruido que se escucha es el de las ruedas al pasar sobre el asfalto. Esto puede resultar especialmente agradable cuando tan solo buscas llegar del punto A al punto B. 

Otra de las diferencias que se experimentan al conducir una moto eléctrica es la suavidad en la aceleración. Si bien las hay que pueden alcanzar mayor velocidad en menos tiempo, esa forma de acelerar carece por completo de tirones, es progresiva y lineal. Además, no hay que hacer ningún cambio. Es más fácil de conducir. 

Ventajas de conducir una moto eléctrica

Para muchas de las personas que han probado la experiencia, conducir una moto eléctrica es la mejor opción. Les resulta más fácil de manejar, al no tener cambios. También les agrada lo silenciosa que es y no sentir el traqueteo del motor. Pero aún hay más beneficios que se pueden destacar. 

Las motos eléctricas apenas contaminan, especialmente si se comparan con las de combustión de combustibles fósiles. Además, son más económicas de mantener. Por un lado, el desgaste de los neumáticos, los frenos y el resto de los componentes es más bajo. Por otro, las baterías se pueden extraer y poner a cargar en el enchufe de casa o del trabajo. Y no hay que olvidar que existen descuentos y privilegios especiales a la hora de pagar impuestos o circular por las calles. 

Tipos de motos eléctricas

Cada vez se suman más vehículos a los motores eléctricos. Dentro de unos años, las excepciones serán aquellas que funcionen con motores de combustión. De momento, estos son los segmentos en los que las encontrarás sin dificultades:

  • Motos urbanas. El diseño más habitual de las urbanas es el scooter. 
  • Motocicletas eléctricas de carretera. En este segmento están las deportivas, las custom, las cruiser y las nacked.
  • Motos eléctricas de campo. También las hay orientadas a moverse por el campo. Lejos de lo que se pudiera pensar, la potencia y la tracción que tienen es espectacular. Entre estas están las de trail, de cross, de trial e incluso de enduro.
  • Otras. También hay modelos de cuatro ruedas para personas de movilidad reducida, bicicletas eléctricas y patinetes eléctricos, que tienen la misma consideración por tener motor. 

Si quieres probar cómo te sientes al conducir una, puedes optar por el alquiler de motos eléctricas en Motour. ¡Solicita información sin compromiso!